Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)


Deja un comentario

CINEMEX… sin visión

Es inconcebible que en la visionaria mentalidad de el o los empresarios jóvenes que crearon CINEMEX, haya rendido fruto una idea tan absurda como privilegiar las películas dobladas por encima de las subtituladas, cuando no hay razón alguna para ello. ¡Cómo es posible que en DURANGO, por ejemplo, EL PLANETA DE LOS SIMIOS (R) se proyecte sólo en español!

¿Alguien que me explique o de una respuesta comercial, cultural, técnica, o mentalmente razonable para esto?

Anuncios


4 comentarios

Cinépolis Durango: Miopía comercial crónica (Un robo a los cinéfilos)

Hace varios meses escribí sobre la situación que prevalecía en los circuitos de exhibición locales (Margaritas a los Cerdos) , su poca calidad y respeto por el espectador, su dinero, las obras de los cineastas y productores, y el buen prestigio de los distribuidores. Hoy, después de un tiempo en que parecía que las cosas iban a mejorar, me vuelvo a convencer de que no es así.

Por favor cinéfilos: cuando vean o escuchen una función de mala calidad, protesten… sino, si por ellos fuera ( los gerentes, los empleados y por supuesto sus jefes en Morelia o el D.F) siempre se van  quedar de brazos cruzados.

Y es que hoy fui a #Cinepolis con la familia, y en la sala 9 (X Men: Primera Generación) me enfrenté de nueva cuenta, en menos de 4 semanas, a una proyección realmente frustrante y asquerosa.

Digo “de nueva cuenta” porque hace 4 semanas, vimos  “Unknown” , y lo que por 90 minutos me pareció un muy experimental uso aplicado del bokeh ó boque (como las modas artísticas le han dado por llamar a un recurso fílmico que tiene muchísimos años de usarse), al final, en la secuencia de créditos, me percaté de que en realidad era un penoso problema óptico del proyector, generado por un desajuste o algo semejante en un lente frontal, que creo que es el anamórfico ( porque los anuncios y trailers sí se se ven bien, más la película no. En otro post explicaré a detalle esto)

De inmediato me dirigí con “Alejandro” el Gerente, quien pensó tal vez que yo no tenía idea de lo que decía. Amablemente le llamó al proyeccionista para que yo le explicara el problema; éste bajó de la sala de proyección y, afirmó, haberse dado cuenta del desperfecto desde tiempo atrás, y hacer lo mejor que podía para proyectar “más o menos” la película, optando por desenfocar la parte de arriba.

Visualmente, el desperfecto se describiría como un área a todo lo ancho de la imagen que se ve fuera de foco, a elección del proyeccionista: enfocado arriba, o abajo… no más.

focus down

focus up

La junta improvisada concluyó en que Alejandro reconoció que deberían resolver ese detalle, encomiándole por mi cuenta a que le hiciera saber a sus superiores que sus equipos requerían mantenimiento.

Hoy, como les decía, al ver la rúbrica de #FOX, de inmediato me percaté del problema, pero ahora muy agravado

 

A pocos segundos de iniciada la cinta, me dirigí de nuevo con Alejandro; fue a la sala, verificó mi posiblemente imaginativa y exagerada percepción (porque nadie más reclamó nada, o sea, a lo mejor yo estaba un poco mal de la vista o la cabeza) y dijo “Híjole, sí se ve muy mal”

focus middleSobra decir que si el problema se hubiera resuelto realmente no estaría escribiendo esto. Hicieron lo que pudieron, optando por repartir el desenfoque, un mucho  arriba, y un mucho abajo, dejando un área en el medio, apenas bien enfocada.

Señor@s de Cinépolis: demuestren por favor respeto, capaciten y APOYEN a su personal ( no se si Alejandro haya tomado en serio esto la primera vez, y nadie le hizo caso en su corporativo) e inviertan en el mantenimiento y la capacitación.

Señor@s distribuidores: por favor, honren su negocio, respeten la obra intelectual y artística que distribuyen y de la cual reciben dividendos.

Señor@s cinéfilos de Durango: por lo menos pidan garantía de buena proyección antes de comprar su boleto en Cinépolis… y cuando puedan, protesten, porque sólo así nos van a tomar en serio. En el peor de los casos (que pudiera no serlo tanto)  simplemente vayan a otro cine, o mejor vean las películas en su casa… aunque sean “pidatas”, se ven muchas veces mejor.