Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

Desconectados

Deja un comentario

Pantalla grande, banda ancha  y dolor

Nuestro mundo ha cambiado. Lo hemos cambiado. Creemos que somos poderosos porque inventamos, descubrimos y controlamos. Tenemos tecnología… pero la tecnología nunca nos tiene a nosotros. Eso pensamos.

Somos los que vimos nacer este nuevo juego y entramos en él.

Unos con pasión desenfranda y obsesión enfermiza, fascinados y convencidos de que las nuevas tecnologías harán al ser humano capaz de construir un mundo mejor. Otros, conservamos cierto recelo y  nos hemos dado cuenta de que esto no camina por sí solo, por naturaleza, a convertirse en una verdad. Somos inmigrantes digitales, los que vimos surgir el fenómeno y quizás ahora podemos estar más conscientes de si somos o no presos de él.

Los nativos digitales (nacidos a partir de 1979) no tienen los mismos elementos que nosotros para evaluar esta problemática, pero pueden hacerlo: es nuestra responsabilidad que lo hagan.

Por otro lado, los que se resisten a convertirse en inmigrantes digitales aunque pueden hacerlo, y permanecen, sin pesar, en el pasado, tampoco pueden captar plenamente la problemática que se presenta y por tanto no tienen ingerencia alguna en ella, aunque muchos sufren sus efectos.

Disconnect, el primer largometraje de ficción del director Henry Alex Rubin, es una película impactante que habla de este tema: la sociedad conectada, la familia conectada, el ser humano conectado, que en realidad, podemos estar ahora más desconectados que nunca en la historia.

Muy al estilo de filmes que requieren una gran inteligencia en su desarrollo y excelentes guiones, como 21 gramos (21 grams) o Alto impacto (Crash), 3 historias paralelas nos presentan a interesantes y muy bien construidos personajes, que eventualmente se cruzan en la trama llevándonos hacia un mismo mensaje, que posee diversas facetas.

Disconnect trata de la juventud como un objeto de consumo y comercio sexual, del dolor por la pérdida de un ser amado y la incapacidad para superarlo, de la pobreza actual de las palabras dichas por la boca y escuchadas por los oídos, de la búsqueda de consuelo en una red informática que sirve de velo y no necesariamente de medio de comunicación personal, del abuso y la destrucción del prójimo, del poder  de los cobardes tras el anonimato, del bullying  y la muerte precoz, del valor de la información como mercancía trivial y de la falta de contacto humano, la ausencia de toques y caricias. Disconnect nos habla, precisamente, de la desconexión que tenemos unos con otros aún estando tan conectados.

Producida en 2012 y presentada en los festivales de Venecia y Toronto como selección oficial, se trata de una pieza intensa, trágicamente reflexiva,  que no puede ser más actual  y que corta los sentimientos como frágiles venas para alertarnos,  con la fuerza del realismo, de lo que no solo es probable que suceda,  sino que es un hecho que ya acontece.

Humana y sensible, fina en su realización  y cuidada en sus detalles, es una invitación a ponerle pausa a nuestras vidas, a dejar que se descargue la batería de nuestros dispositivos, para reecontrarnos con los que amamos antes de que sea tarde; pero principalmente, es una convocatoria para no olvidar que lo más importante es no ausentarnos de nosotros mismos.

El desarrollo de la informática y otras ciencias y disciplinas nos ponen en frente posibilidades de comunicación electrónica y digital antes inimaginables ¿Esto ha cambiado la forma natural de comunicarnos como seres humanos?

Es un hecho que sí , que nuevas maneras surgen ante las herramientas disponibles, pero las redes sociales y las redes de comunicación han existido desde hace siglos, no iniciaron con Facebook  y aunque  ahora son instantáneas, globales y técnicamente cada vez menos limitadas, no significa que rendirse a ellas de forma obtusa, sea la decisión más inteligente.

Quedarnos fuera de estas maravillas nos parece a veces tonto a muchos de los que no somos nativos digitales: Disconnect nos invita a considerar que debemos tener prudencia y que ante todo, con tecnología o sin ella, como humanos, seguimos teniendo necesidades que no se pueden transmitir y satisfacer a través de internet, por muy rápida que sea nuestra conexión o muy amplio que parezca nuestro ancho de banda.

Elenco y director (extrema derecha) de Disconnect

Rubin, el realizador de la película,  es un documentalista de prestigio y está considerado como uno de los mejores directores de comerciales de TV el mundo. Ha ganado varios premios internacionales y realizó esta cinta con un elenco en donde figuran Jason Bateman ( actor en Hancock, Los secretos de poder y por supuesto, en numerosas comedias que son su trabajo más conocido), y las actrices Hope Davis y Paula Patton, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s