Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

“Se metieron a robar a mi casa”

Deja un comentario

Durango, Dgo., pleno centro de la ciudad. A 2 cuadras de Felipe Pescador, a 4 cuadras de la Av. 20 de Noviembre. Conozco por lo menos a 4 personas, de primera mano, a quienes en los últimos dos meses les han intentado robar: se metieron o buscaron la forma de entrar a su casa o les abrieron el vehículo y se lo trataron de llevar. Esto se llama simplemente INSEGURIDAD; y no es culpa de ninguna “guerra”, sino que es la expresión más simple, burda y sencillamente solucionable del tema, indicadora también de que, quizás, el Ayuntamiento Municipal  tendría  que cumplir mejor con su trabajo. Chequen:

En uno de estos casos, puesto que los dueños de la casa en cuestión la tienen “enrejada” incluso en la parte del patio trasero ( con una parrilla de metal que impide que alguien se brinque), éstos descubrieron en el piso un celular y una cartera: a menos que hayan llegado volando, a alguien se le cayeron al tratar de irrumpir en la propiedad.

Checaron documentos, checaron celular. Descubrieron toda clase de fotos, incluyendo algunas del presunto ladrón (las clásicas tomadas por “uno mismo”) Llevaron el teléfono con un “amigo” que trabaja en una “corporación” y él les dijo: “Ha sí, es fulanito. Lo conocemos bien. Es el que roba por esa zona” Después les platicó muchas de sus hazañas, incluyendo sus habilidades y destrezas físico atléticas que lo hacen “muy bueno” para entrar en donde sea y como sea, pero sobre todo para escabullirse de la policía ( si es que alguna vez han tratado realmente de “perseguirlo” sobre techos y azoteas)

Mis conocidos decidieron no poner una denuncia (¿miedo a la complacencia o complicidad de autoridades? ¿experiencia de que no sirve de nada hacerlo? No se) Días después, el amigo les avisó que habían detenido al fulanito porque se robó un carro de lujo y andaba “veinteando” (” Faroleando”, paseando y galaneando en la avenida central 20 de Noviembre)

Con esa información parecía que estábamos a salvo.

Días después nos enteramos que el tipo salió libre: conocido, identificado ( se llama Jorge y le dicen “El Chango”), detenido y soltado. ¿¡Qué raro verdad!?

Creo que estamos viviendo como vivían los habitantes del Distrito Federal hace unos años. Cuando tienes que preocuparte por proteger hasta el patio de tu casa, más allá de lo razonable (los herreros o balconeros pasan seguido con sus camionetas, enrejados y máquinas de soldadura, camino a la instalación ) o cuando tienes miedo de abrir la cochera si llegas de noche o necesitas gastar dinero que no tienes para resguardarte o adquirir un sistema de seguridad  (en lugar de pagar la mensualidad de un préstamo y otros gastos), significa que entonces alguien más (no tú)  está haciendo mal su trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s