Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

“Vamos bien”… y viene lo mejor?

Deja un comentario

Las declaraciones ocurrentes del Secretario de Hacienda, Ernesto #Cordero,  son ejemplo claro de “anti estrategia comunicacional”, sin embargo,  el señor despierta polémica y se gana la nota en muchos espacios, lo cual a la postre, y en su caso,  no podemos saber si será bueno o malo (¿malo para él y bueno para nosotros?… ojalá)

Las citas son aquélla de que con $6,000.00 pesos al mes hay familias mexicanas que pueden pagar los créditos de una vivienda, un auto y las colegiaturas de una escuela privada (además del “gasto” habitual); o la nueva en que afirma que por primera vez en 10 años el poder adquisitivo de los mexicanos no ha quedado por debajo de los incrementos inflacionarios.

Y aunque a muchos les resultan indignantes  y a algunos  estúpidas estas expresiones, no obstante (al margen de lo insulso de las mismas, y pidiendo a Dios,  a los Santos, a la inteligencia o a la razón, que no sea Cordero el próximo candidato presidencial del PAN o que muestre inteligentemente sus capacidades) valdría mucho la pena reflexionar en la última, de la cual puede rescatarse algo provechoso.

Para lo anterior hay que apelar a la memoria histórica, que algunos de por lo menos 30 años podrán compartir, recordando como casi cada día el dólar aumentaba de precio, cómo la inflación alcanzaba cifras insultantes año con año, o cómo resultaba un extraño y placentero deleite cargar gasolina en la frontera o “del otro lado”, para saber lo que se siente (o sentía)  manejar tu auto kilómetro a kilómetro sin estar pensando en cuántos pesos por segundo se iban quemando (Hoy, la gasolina en México es más barata para el consumidor, que en USA)

Estos fueron los años gloriosos del PRI, coronados con emblemáticas hazañas como la Noche de Tlatelolco,  la expropiación bancaria, o la crisis de Salinas en 1994; los años de la caída del sistema en las elecciones, o de los periodistas “desaparecidos” que ni siquiera podían darse el lujo de “criticar” y mucho menos “payasear” con la Generosísima y Altísima imagen presidencial.

Parece que mucha gente olvida eso, pero aún así, lo que somos hoy (incluyendo “la inseguridad”), es producto de lo que fuimos antes, de lo que hemos sido luego, y de lo que hemos, por fortuna, cambiado.

Sí, hay “instituciones” (que siempre se presumen)… pero sería el colmo que no las hubiera (entonces estaríamos como Haití quizás)

No obstante, ha sido el contexto de cambio democrático dado en el 2000 el que ha permitido, realmente, avanzar a México.

Esto no significa que nuestro país está al margen de las crisis económicas internacionales, o que  es todo color de rosa. No significa que “en la realidad” experimentemos un notable desahogo de las presiones económicas, o que estemos disfrutando de las bondades del Primer Mundo. La cosa es difícil GLOBALMENTE, y los tiempos no parecen depararnos así porque sí, castillos de oro y caminos de leche y miel.

Pero no porque venga de Cordero y venga mal manejada la información, no significa que no sea cierta, o que no indique valor positivo alguno. Y si a esto sumamos otros hechos, como el que hemos avanzado 9 lugares hacia arriba en el ranking de competitividad internacional, quedando en el sitio 38  como la segunda nación de LA por debajo de Chile, superando a Brasil que ha descendido; o que según analistas y de acuerdo al Banco Mundial somos la 11a Economía del Mundo (para algunos la 13a) es evidente que algo bueno se ha hecho, y bien.

El dinero no alcanza, la pobreza es mucha, las diferencias sociales son vastas… pero por simple lógica, creo que estaríamos peor si en el 2000 no hubiera cambiado México. No todo el Pri-Sistema del pasado o sus miembros fue “malo”, no todo lo es ahora. No todo el Pan-Sistema es bueno, ni lo ha sido, ni lo será. Pero los hechos, al calor de una sofocante problemática internacional, nos muestran que para bien de todos, ahí la llevamos.

Como decía el Ex-Gobernador de Durango, Ismael Hernández Deras, en los últimos días de su mandato  “Vamos bien y viene lo mejor”, a lo que yo agregaría: siempre y cuando no olvidemos las décadas de hegemonía que poco bien nos trajeron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s