Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

Crisol Histórico del Bicentenario en Video: Producción Duranguense de Calidad

1 comentario

Muchos jóvenes creadores de video o cine,  o que aspiran a serlo,  piensan que su realización como profesionales está en un lugar determinado, en un trabajo específico, junto a cierta persona, en “x” o “y” ´país, o a cambio de tal o cual remuneración económica. Es verdad que todo esto cuenta, pero no es lo más relevante cuando se trata de perseguir un ideal, explayarse en el proceso de producción, y obtener resultados de impacto.

Durante la Cena del Bicentenario celebrada en el Centro de Convenciones de la capital de Durango, Javier Treviño,  uno de los operadores de la Imagen del nuevo Gobernador del Estado, Jorge Herrera Caldera; presentó un video documental conmemorativo, que aborda el papel de Durango a lo largo de la historia de México hasta la Revolución, es decir, desde que esta era una tierra habitada por culturas prehispánicas (que no brillaron como las más conocidas en el Sureste y Centro de México) pasando por La Conquista, La Colonia (Nueva Vizcaya), la Independencia y, como ya dije,  hasta la Revolución. El video fue realizado por Chuy Diez y su equipo de trabajo.

A través de viñetas, escenas recreadas y muy bien ambientadas, una buena dosis de recursos visuales, y una muy rica narración, percibimos un bagaje de información poco visto y, me atrevería a decir, desconocido para la mayoría de los duranguenses, tanto nativos, como adoptivos.

El documental es extenso, visual y auditivamente cautivador, ya que mantiene el interés, y consensa todos los elementos propios de una producción de calidad en un mensaje que comunica, transmite emociones, informa, y enriquece con gran belleza el abanico histórico que nos presenta, con todos sus matices.

Este es un resultado de impacto, conseguido por un grupo de profesionales jóvenes dirigidos, como ya dije,  por Chuy Diez, al cual reconozco y felicito por este extraordinario esfuerzo. Le reconozco porque veo en su proceso de desarrollo esa búsqueda de un ideal, que sólo se obtiene cuando la persona tiene ciertos “recursos” o “tablas”.

Esto es lo que la mayoría de los jóvenes no entienden ( y no es un problema de juventud, ni de generación; sino más que todo de carácter personal, de educación familiar,  de formación y sobre todo de madurez)

No entienden, estos jóvenes,  que antes de correr hay que caminar; que el trabajo te va a formar a ti, y no tú al trabajo (aunque tengas mucho talento); no entienden, que no se trata de con quién o en dónde chambiés, o de los equipos o softwares de los cuales dispongas, sino de cómo te moldees a ti mismo a lo largo de tu proceso formativo, y de cómo aproveches positivamente lo que otros verdaderos profesionales  siembren en ti durante tu recorrido por la vida, al margen de sensiblerías y estupideces que hacen a muchos brincar como chapulines, de un lugar a otro, en busca del trabajo, los compañeros y los jefes perfectos ( que, por cierto, no existen)  Creen, estos que aspiran a hacer algo sobresaliente,  que el dónde y  con qué, o el cómo y con quién, son más importantes que EL QUIÉN eres tú en realidad, y  CUÁL ES EL QUIÉN en que te quieres con el tiempo convertir.

Nada garantiza que los sueños o anhelos vayan o no a cumplirse, pero antes de correr hay que caminar: caminar con mucha autodisciplina , exigiéndonos a nosotros mismos más allá de nuestras fuerzas; caminar, con el suficiente interés y humildad para aprender; con entereza y pasión por el trabajo no concluido hasta que uno quede satisfecho del resultado; caminar siguiendo el modelo más cercano a la perfección posible, y en contra de todas nuestras debilidades, pasiones e incluso necesidades.

Les tengo una mala noticia a los que creen que estudiando cine SÍ van a  poder alcanzar el nivel de profesionalismo que vemos en un trabajo como este; la misma mala noticia es para los que piensan que cambiando de jefe, o con una computadora más potente, o una compensación económica mayor también lo lograrán. Los que piensan esto ( y otra sarta de mentiras, autoengaños, y falacias) no llegarán lejos si no se despojan antes de la hueva, la irresponsabilidad, la falta de carácter, la autocomplacencia, la impuntualidad,  la búsqueda de lo fácil y bien pagado, y la excesiva delicadeza de sus estados emocionales que no les permiten forjarse como hombres verdaderos, sino como niños grandes y malcriados.

El video de Chuy y su equipo ( uno de cuyos integrantes es mi amigo  Fernando “Chester” Orozco, a quien también respeto, aprecio y felicito) es un trabajo pletórico de valores de producción.

Antes de mencionarlos, quiero aclarar que las cosas tampoco suceden cuando las condiciones para realizarlas no son por lo menos favorables, por ello es frecuente ver gente sumamente capaz y profesional que no encuentra la coyuntura o la oportunidad para explayarse con un trabajo como este. El tiempo suficiente para realizar un proyecto, el financiamiento mínimo necesario, y sobre todo, yo diría, el enfoque y la dedicación creativas, son las sutiles variables que terminan de definir ( al parejo de un verdadero profesional con talento esencial) los buenos resultados.

En este sentido, un reconocimiento a los que están detrás ( o arriba) de Chuy, porque no cualquiera tiene la visión de encomendar un trabajo así y sobre todo de apoyarlo hasta sus últimas consecuencias. Tan importante es esto último, que puedo atreverme a decir que el mismo trabajo, realizado por el mismo equipo de personas, no resultaría igual si detrás estuviera un funcionario, coordinador, directivo u lo que sea, que no tuviera  ni visión clara ni respeto por la naturaleza de esta profesión, y que además careciera de una suficiente planeación y organización para hacer las cosas ( y vaya que éstos,  los que creen que saben, abundan aquí y allá)

Regresando a los valores de producción de este documental, enfatizo: la idea ( que no es lo mismo que el requerimiento o el encargo del proyecto) es buena, pero sobre todo su tratamiento la hace sobresaliente, lo que me lleva a decir que el guión es pulcro y bien estructurado; el cuidado y esfuerzo en escribirlo, el manejo del lenguaje figurado, la semántica y la sintaxis se saborean y son de lo mejor.

No es un guión hecho al vapor, y en consecuencia es el fundamento de un despliegue visual artístico, complejo, y expresivo, que busca aprovechar casi hasta el más mínimo recurso y herramienta técnica y artística la mano, para multiplicar su contenido en escena y en pantalla. Lo único que no me convence del guión es el tratamiento dado al Porfiriato en Durango (creo que no hay rigor histórico, y sí en cambio, una versión oficialista que, por cierto, está ya pasada de moda)

Por su parte, la producción es exhaustiva: en preproducción (el scouting, casting, vestuario, ambientación, utilería, props y otros) se destaca de forma pocas veces vista y realizada en y por gente de provincia. Las viñetas y escenas recreadas son ambiciosas y en general bien actuadas y dirigidas; la fotografía está cuidada con esmero y planteada con belleza.La edición y postproducción son metódicas y realmente buenas (muchas horas de tutoriales, ensayo y error… pero más que nada búsqueda del detalle)

De manera especial quiero hacer mención de  la banda sonora,  la cual es excelente ( aunque el audio parecía desfasado  en la presentación, cosa que atribuyo a la acústica del lugar): las voces de los actores y los sonidos incidentales son claros, con una textura homogénea y limpios, lo que habla de una gran dedicación; la voz en off o locución (que de hecho inició en un muy buen casting)  está verdadera y esmeradamente cuidada, bien dirigida, y dramáticamente enfatizada (mucho merito del director y de los locutores),  lo cual aporta gran valor artístico al trabajo, que sumado a la ocasión y en el contexto del Bicentenario contribuyeron a que fuera una muy agradable experiencia, por lo menos para mi y para otros (aunque en la cena no era yo invitado, sino más bien estaba trabajando)

Otro detalle que admirar es la ilustración y los motion graphics: mucho trabajo, muchas horas de desvelo inteligente, no forzado.

La proyección fue contrapicada, es decir, hacia arriba usando como pantalla  la parte interior y cóncava del domo del Centro de Convenciones; lo cual también fue un toque original.

Desafortunadamente y pese a  todos los valores de producción de este trabajo, pese a la ocasión y el lugar, pese al contexto;  a mi parecer la reacción del público se quedó muy corta. El documental era inspirador y fue lamentable que no se hicieran referencias o menciones públicas al respecto en el mismo evento.

Felicidades al Director de esta realización (Director en términos cinematográficos). Se que tienes, Chuy, un buen y no muy numeroso  equipo de trabajo, y la felicitación se hace extensiva para todos en sus respectivas tareas y esfuerzos. Me imagino que fue necesario echar mano de muchas personas que valiosamente contribuyeron con sus vidas, pertenencias, conocimientos, tiempo, dinero y talentos para lograr este resultado. Felicidades también a ellos.

Digan lo que digan ( cosa que pocos aceptan y más pocos tienen la sutileza y el atino de hacer notar cuando deben hacerlo) aquí el mérito del resultado final no es ni de un gobierno (con todo respeto), ni de un funcionario o productor ( el que pone los billetes,  da el encargo, o simplemente es el dueño de los fierros o “el asesor”)

Aunque estos participen, aunque haya opiniones valiosas de muchos en el proceso y éstas sean tomadas en cuenta  y  sean a veces determinantes,  el merito verdadero, el más puro destilado artístico vertido en pantalla,  está en quien conjuga todos los planetas y las nebulosas de una constelación, los mantiene en orbita, los matiza de colores, los contiene y los armonía: ese el el creador, es decir, el Director. Y esto lo se por experiencia, aunque pocas veces es dicho…por eso hoy yo quiero decírselo a mi colega Chuy.

Así pues, sin temor a equivocarme y a pensar en que el resultado se logró “pese” a Chuy ( porque a veces el director estorba bastante, y los que lo sacan un poquito más a flote la chamba son el fotógrafo, el productor ejecutivo, o hasta el asistente y por supuesto el editor) en esta ocasión (porque creo conocerte aunque sea un poquito Jesús) el merito de profesional a profesional lo enfatizo, estoy seguro,  te toca a ti.

Enhorabuena por el resultado y la oportunidad de realizarlo; enhorabuena porque se dan las condiciones para que por lo menos algunos puedan dirigir este tipo de trabajos tan refrescantes en Durango y México; enhorabuena por aquellos que se forjan bien en el camino, y sobretodo por aquellos que no pierden el tiempo ni desaprovechan lo mejor de sus energías, y hacen algo de valor.

Enhorabuena también por los que enmiendan su camino y reforman su carácter,  y aunque sea un poco tarde, se dejan de actitudes pusilánimes y se disponen a ser realmente profesionales (Aquí no se incluyen a los que andan con  los profesionales, hayan incluso participado en este u otros trabajos de calidad)

Finalmente, enhorabuena por los que tenemos la conciencia tranquila, un gran cúmulo de amigos y aprendices agradecidos (de maestros a quienes también debemos gratitud)  y aún el anhelo de seguir creando y quizás lograr cosas buenas, o tan buenas como este video.

P.D. Para ver el video por lo pronto hasta donde se, no hay un link. En cuanto lo haya actualizaré el post y lo publicaré

Anuncios

Un pensamiento en “Crisol Histórico del Bicentenario en Video: Producción Duranguense de Calidad

  1. Me gusta la frase: antes de correr hay que caminar.

    Con tanta explicación no queda más que las ganas de ver el video, ojalá pronto esté en línea.

    Buen preámbulo a lo que dices un gran trabajo, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s