Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

Heath Ledger, antes de “The Joker”, en el mundo imaginario del “Dr. Parnassus”: su actuación póstuma

2 comentarios

Afortunada o desafortunadamente la muerte trae consigo  cierto sentido de “pureza”al historial biográfico de las personas. “Era el/la mejor”, “Era muy buen@” son, entre otras, frases comunes que significan: murió y no queda más por juzgar, decir o hacer, así que digamos sólo las cosas buenas.

La muerte trae pues a veces el perdón,  el olvido, el juicio tendencioso o el escándalo, más en el caso de una figura pública que en su pleno apogeo como profesional, fallece en condiciones inentendibles, como Heath Ledger: jóven, exitoso, con hijos pequeños y a consecuencia de drogas ( cabe aclarar que la conclusión oficial de la causa de su muerte es sobredosis accidental por medicamentos prescritos, que incluían analgésicos, píldoras para dormir y ansiolíticos)

Quise hacer esta introducción porque el hecho de que Heath Ledger haya fallecido en ese momento tan importante de su vida (más relacionado por el público con su gran interpretación de “El Guasón” en “Batman: El Caballero de la Noche” y habiendo ya sido reconocido por sus papeles en cintas como “Brokeback Mountain” o “Secreto en la Montaña”, en México) no lo hace “un gran actor” o un actor consagrado que se ganó un lugar entre las grandes figuras inmortales. Desde mi punto de vista, para ello le faltó tiempo… aunque lo que hizo, lo hizo muy bien.

Confieso entonces que este post no es mayormente sobre Heath… pero si hubiera yo titulado el mismo con el nombre de “Terry Gilliam”, muy posiblemente no lo estarías leyendo en este momento… ¿no crees? Así que, siendo honestos, acabo de usar un truco barato quizás, pero muy válido, con el objeto de que si tienes oportunidad no dejes de disfrutar de una maravillosa película “El Imaginarium del Dr. Parnassus”, que supuestamente se estrenará en México el 9 de Abril ( bueno, por lo menos en las ciudades donde conviene estrenar las películas… tal vez en provincia tendremos que esperar unos 2 o 3 meses más). Pero bueno, volvamos al tema.

“El Imaginario Mundo del Dr. Parnassus” es una cinta mágica, surrealista y  provocadora. Terry Gilliam, en su más puro y complejo estilo (con el que nos ha deleitado en películas como “Brazil” , “Las Aventuras del Baron de Munchhausen” y “Los Hermanos Grimm”) nos lleva a un mundo que parece de fantasía, pero que está más cerca de nuestra propia realidad y naturaleza, de lo que uno puede pensar.

Imagina: a través de un espejo, entrar en un universo que tú mismo has creado para ti mismo; embellecido, perturbado y contaminado con todos tus sueños, debilidades, vicios y virtudes; seducido por el encanto de los que no posees y siempre deseaste, o lo que tuviste y dejaste ir,  pero limitado por tus miedos o tus más vergonzosas y ocultas pasiones. Un mundo imaginario sin frenos, frente a  una libertad ilimitada en el tiempo y el espacio que bien te pueden conducir, digámoslo de esta forma, al cielo o al infierno.

El Dr. Parnassus ( Chirtoper Plummer) es un poderoso personaje que nos refiere quizás un mundo mítico de dioses imperfectos (si te gusta la mitología griega, sabes de qué hablo) donde lo excelso y omnipotente se mezclan con lo carnal, y las tentaciones humanas a flor de piel se desatan en un mundo de libre albedrío donde, ocasionalmente, sin darnos cuenta, somos víctimas de nuestros propios anhelos. Así, este intrigante individuo que proviene de un recóndito y espiritual mundo, cede ante dichas tentaciones ( aquí interviene un personaje clásico que, por cierto, Sony Pictures revela en el “trailer” para México de la película, de manera innecesaria y hasta estúpida, a mi juicio, quizás con el fin de despertar más interés del público) y se enfrasca en un viaje milenario ( del cual sólo somos testigos de unos pocos días en la película) que lo lleva a intentar, a toda costa, conseguir lo que parece estar ya perdido.

Así, en su teatro ambulante, Parnassus, su hija y sus dos ayudantes van de un lado a otro ( como lo han venido haciendo por muchos tiempo, cumpleaños tras cumpleaños) presentando con poco éxito  en el mundo contemporáneo su bizarro espectáculo, hasta que conocen ( como traído por el destino) a un personaje singular que cambiará de inicio sus condiciones terrenales (y que sorpresivamente cambiará también el rumbo de sus vidas) dándole un toque “más moderno” al show.

Terry Gilliam es hilarante; fascinan sus cuadros complejos, sus vestuarios, formas y colorido espectacular; perturban algunas de sus referencias religiosas.  Su imaginación no tiene límites, y en esta película ( ayudado sin duda por la tecnología como muchos otros directores cuya creatividad hoy encuentra menos limitantes, pero que nunca se han conformado con poco) nos muestra con buen cuidado, el mundo tal como quizás en nuestros sueños, alguna vez lo imaginamos.

La historia es edificante para niños y adultos, provocadora. Nos invita a la reflexión de una forma elegante que no creo que pase desapercibida para casi nadie ( no por lo menos para quienes gozan de un poco de sensibilidad, inspiración, poesía y encanto en sus vidas)

Satírica, compleja, divertida e intensa, la película destaca también por el factor Ledger: sin duda explosivo, completamente dueño de su personaje y de sus diálogos ( muchos de ellos improvisados por él mismo,  a decir del Director)

Tal fue el impacto del fallecimiento del actor, que por dos meses se suspendió el rodaje del filme… pero el potencial de la historia daba mucho, y  al reescribir algunas partes e incorporar el talento y carisma de actores como Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, el resultado parece un caprichoso pero fenomenal truco de la rueda del destino, que ante la muerte del protagonista, nos presenta un sueño visual por demás interesante, entretenido, plenamente justificado y que enriquece el argumento, como no pudo haber sucedido en caso de que Ledger hubiera concluido al 100 por ciento su papel. Es decir: otra hubiera sido la historia.

Hay varias anécdotas interesantes sobre la película en este link.

Si has disfrutado del cine de Gilliam alguna vez, no tengo que decirte más. Si no: te sugiero que lo hagas, no te arrepentirás. Si solamente por  Ledger en su último papel, decides verla, también vale la pena.

Anuncios

2 pensamientos en “Heath Ledger, antes de “The Joker”, en el mundo imaginario del “Dr. Parnassus”: su actuación póstuma

  1. Muy bien tus posts Clis, despacio pero hay la llevas, vas a construir una muy buena reputación en la red. Porque no publicas tambien tus entradas en el blog de durangoenlinea? si ya hiciste el esfuerzo solo lo copias y pegas con sus etiquetas y listo, y le damos mas contenido al sitio, no crees?

    • Si, me parece muy buena idea. Gracias por considerarlo. Debe haber alguna forma casi automática de publicar también no? Hay que checar. Gracias como siempre por el apoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s