Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

“El cine se ve mejor en el cine” o “Margaritas a los Cerdos”… el título del post es lo de menos.

6 comentarios

“Margaritas a los Cerdos” es una expresión popular tomada de la Biblia ( como muchas, “aunque usted no lo crea”) que se refiere al desperdicio de algo valioso, cuando se entrega a alguien que  no vale la pena, desde el punto de vista de quien hace la acción. San Mateo 7:6 “No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos…” ( durante años se tradujo erróneamente “margaritas”, pero en el original dice “perlas”… lo que implica aún más desperdicio)

Así, como cerdos, nos ven a veces los exhibidores cinematográficos nacionales a los habitantes de provincia en México, y también-por qué no decirlo- así nos ven las grandes distribuidoras internacionales ( Hollywood, principalmente) a los mexicanos y latinoamericanos.

Pero cómo el buen juez por su casa empieza, quiero dejar de lado el hecho de que muchas, muchísimas películas se estrenan primero en otros países ( Usa, Inglaterra, Francia, España, Brasil, Rumania) antes que en México,  y enfocarme por ahora al plano local. Sólo permítanme ejemplificar un caso de lo primero, que tengo a la mano al momento:  “Casi Embarazada” se lanzó¡¡ por televisión!! el 19 de Julio del 2009 en USA, y se estrenó en cines el 31 de Julio en España; en México (según IMDB) el 8 de Enero del 2010  se proyectó por primera vez; pero en cambio, en Durango, Durango, México la fecha de estreno fue  la segunda semana de Marzo del 2010… 8 meses después de su estreno en USA.

Obviamente hay que considerar muchísimos factores al evaluar esto, como  la problemática de la distribución de películas, la cantidad de las mismas,  que no es una superproducción, o una súper película, etc.,  pero muchas otras cintas que sí son importantes, “sufren” para nuestro pesar, de esta tardanza. Ahora, no creo que ver una película “antes que nadie” sea lo más trascendente para un cinéfilo…pero verla “mal”, eso sí, no tiene disculpa.

Volvamos pues  al punto: una vez que la película se estrena en México, provincia tiene que esperar y recibir las sobras( entiéndase “provincia” como todo lo que está fuera de la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara)

Las “sobras”, porque  las copias de las cintas ya han sido usadas, gastadas y maltratadas en decenas de otras salas en una gran ciudad;  y ya no importa si dichas copias además están desenfocadas o el sonido es malo, o si vienen cortadas, o el colmo, cuando vienen solamente dobladas al español y no hay oportunidad de verlas en su idioma original.

Me imagino que la justificación de CINEMEX ( que compró a MM CINEMAS), CINÉPOLIS, LUMIERE, CITY CINEMAS, CINEMARK y demás empresas de exhibición de alcance nacional,  es que actúan así justificados por su poca recuperación en taquilla en provincia, en relación a la de las ciudades grandes  (aunque sus costos de operación en provincia, simplemente en salarios, son mucho menores) Me imagino que actúan así porque en provincia nunca reclamamos, nunca nos organizamos para hacer valer nuestro derecho como consumidores y espectadores. Le pregunto a usted, amable lector, de las últimas 10 veces que ha ido al cine en su ciudad, ¿cuántas ha valido realmente la pena pagar el boleto y organizarse con su familia o amistades, encargar a los hijos, darse prisa en medio del tráfico o arriesgarse a ser asaltado para ver un “estreno” en el cine? ¿Cuántas veces se ha conformado usted con una imagen fuera de foco, deformada ( estirada hacia arriba) o con los subtítulos ilegibles? ¿Cuántas veces se ha levantado de la butaca y se ha dispuesto a reclamar su derecho como consumidor? No seamos ignorantes, y si lo somos, eduquémonos y ayudemos a los que no saben cómo se supone que una película debe verse y escucharse.

Muchos no lo han de recordar, pero hace unos 15 años, con el boom de las videocasseteras primero ( los DVD después) y los videoclubes,  los exhibidores de cine lanzaron una campaña, aterrados ante la posibilidad de que la gente dejara de visitar las salas; su lema fue: “ El cine se ve mejor en el cine”

Es lamentable, pero lo que fue una realidad, hoy es simplemente una eventualidad (por lo menos en provincia)

Hoy, señores empresarios, deberían pensar de nuevo en poner manos a la obra no sólo en sus campañas, sino en sus hechos y calidad (y si la mala calidad se la atribuyen a las distribuidoras, pues díganlo, y peleen por nosotros como consumidores)  porque hoy, señoras y señores,  existe el Blue Ray, las pantallas LCD, LED TV y PLASMA. Hoy existe el internet, y la compra o “bajada” de películas con gran calidad de video y sonido. Hoy existe la “piratería” de la que tanto se quejan, pero que no hacen nada por contrarrestar. Hoy existe el Sonido Digital en casa. Hoy el mundo ha cambiado, y ustedes, se están quedando atrás.

En la realidad actual gastar dinero en ir al cine no es para ver y escuchar mejor una película en lugar de verla en casa, sino más bien obedece a un acto de tradición, esparcimiento ( salir fuera) y, para algunos nostálgicos, a un acto de respeto y amor por el “ritual” de la proyección: la oscuridad, el sonido, la pantalla, el silencio ( a veces) etc. Ya ni las palomitas…

Hoy, empresarios,  independientemente de modernizar su industria ( que el futuro de las salas de cine se vislumbra muy diferente), podrían simplemente hacer bien lo que se supone que deben hacer, y dar a todos los que pagamos sus servicios, la misma calidad en todo el país.

Próximamente emprenderé un esfuerzo de organización, reunión de información y comunicación para ver cómo van las cosas en este sentido, porque me interesa que por lo menos en mi ciudad, ir al cine sea una experiencia relajante y satisfactoria, y no una odisea que termina en fracaso.

Para concluir, deseo decir que vengo evaluando desde hace meses esta situación, y que en Durango, MMCINEMAS ( ahora de CINEMEX) ha mejorado, y  le va ganando la batalla en calidad, por mucho, a CINEPOLIS. De las últimas 10 películas que he visto en MM, 6 se ven y se escuchan mejor que en mi casa; de las 10 vistas en Cinépolis, si acaso 2.

Anuncios

6 pensamientos en ““El cine se ve mejor en el cine” o “Margaritas a los Cerdos”… el título del post es lo de menos.

  1. Uta y yo que soy fan de cinepolis, tendre que reconsiderar. Tienes un error de dedo en:

    Me imagino que la justificación de CIMENEX ( que compró a MM CINEMAS), CINÉPOLIS, LUMIERE, CITY CINEMAS, CINEMARK y demás empresas de exhibición de alcance nacional, es que actúan así

  2. Pingback: Heath Ledger, antes de “The Joker”, en el mundo imaginario del “Dr. Parnassus”: su actuación póstuma « EL OTRO LADO DEL MEDIO

  3. Totalmente de acuerdo,la mayoria de las veces preferimos no gastar tanto en ir al cine, primero por ke muchas veces ni sikiera te llama la atencion la kartelera,ya que aki solo nos llegan las peliculas comerciales,muy de repente una que otra buena,pero por lo general no duran mucho en cartelera,segundo realmente es un fraude ir y ke ni sikiera sepan proyectar bien una cinta,yo realmente extraño el DF porque alla si valia la pena pagar el boleto de entrada y habia sin fin de opciones y en la calle hay tiendas como librerias pero de peliculas originales con precios que estan entre los 50 a los 200 pesos por pelicula,no es justo que en nuestra ciudad no tengamos eso y que nuestra unica opcion sea el internet.

  4. Pingback: MMCINEMAS: CRÓNICA DE UNA TRAGEDIA « EL OTRO LADO DEL MEDIO

  5. Pingback: Cinépolis Durango: Miopía comercial crónica (Un robo a los cinéfilos) « EL OTRO LADO DEL MEDIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s