Reversomedia

Medios, Redes, Vida y Sociedad (Starting April 14th some articles will be written in English)

EL CAMINO, con Vigo Mortensen

1 comentario

Especulación, religión, fanatismo, ciencia y desesperanza: todas confluyen en el mismo “camino” ( The Road), el de la catástrofe anunciada e incluso esperada por muchos. Una película inquietante y perturbadora, a la que no escapa nadie en términos de identificación no sólo con los personajes, sino con los hechos en sí.

Padre e Hijo en el último camino

Para nadie es sorpresa que Hollywood (desde hace décadas) no se ha quedado atrás y aborda con mucha frecuencia los temas post- apocalípticos, apocalípticos o simplemente catastróficos; pero lo que sí resulta hasta cierto punto gratificante es que en ocasiones la visión de los grandes estudios de California y el tratamiento que hacen de las historias, salen del clásico torbellino de efectos especiales y se concentran, como en este caso,  en una historia fundamentalmente inquietante, que transcurre para el espectador, de principio a fin, en una incertidumbre permanente que lo mantiene a uno al borde de la angustia, y por qué no, de la reflexión.

Hay muchas cosas que decir de esta película. Para empezar, la premisa es básica: alguna clase de catástrofe mundial se avecina. El rapto, la gran tribulación, Apocalipsis, Calentamiento Global, etc. Como quieras tú llamarle, no importa. El hecho es que sin mayores detalles, la trama se basa no en el “qué” o “cómo” sino en el ” ¿y luego?”

Así, ante un inicio que parece desconcertante ya que no responde todas las preguntas del espectador, los personajes principales de la historia avanzan en un epopeya de supervivencia,  ante un camino que conduce a una esperanza que ( incierta o no) más vale recorrer, porque quedarse inmóvil representa una de dos cosas: la aceptación de una condición infrahumana de supervivencia, o la negación completa de la vida

El padre, protagonizado por Vigo Mortensen, y el hijo, interpretado por el pequeño Kodi Smit-McPhee, se encuentran en una de las más devastadoras y angustiantes situaciones a las que un ser humano puede enfrentarse, sin importar su edad, raza o credo; y en su recorrido, donde impera la soledad y el acecho de los instintos más bestiales ( ¿o naturales?) de los pocos sobrevivientes que quedaron ( por lo menos en el país de los personajes, que obviamente es USA) , tratan de llegar “al sur”, en donde sueñan que el planeta y la civilización,  todavía tienen oportunidad de coexistir; y donde esperan encontrarse con otros que, como ellos, hasta ese momento son “los chicos buenos”, los que llevan consigo “el fuego interno”

Algunos subtemas del filme son particularmente recurrentes en películas recientes (Soy Leyenda, 2012, Knowing, e incluso AVATAR) pero en “The Road” lo que prevalece es el intenso drama de una realidad que, hoy por hoy, se encuentra en las expectativa del futuro de la humanidad, de forma muy observada, mediatizada y hasta oportunamente aprovechada por algunos iluminados que nos muestran el camino de la salvación.

La cinta está basada en una novela del mismo título ganadora del Premio Pulitzer, escrita por Cormac McCarthy (quien hace también el guión para cine), y de quien recientemente se llevó a la pantalla,  por los hermanos Cohen, No Country for Old Men (que en México se tradujo “Sin lugar para los débiles”)

Dirigida por un cineasta Australiano relativamente poco conocido, John Hillcoat, y con la participación de actores como Robert Duvall y Charlize Theron, “The Road” (estrenada en noviembre del 2009 en USA y que pronto llegará a México con algún título que lleva en sí la palabra “Camino”) es una película que vale la pena ver y que reúne todo lo que un amante del cine espera: una historia poderosa, una interpretación de primera y una factura muy, muy decorosa.

“The Road” es una película pletórica de amor, que abunda en un mensaje que  nos pone a temblar ante nuestra propia naturaleza, pero también que nos presenta el panorama de la entrega, la redención y la pregunta que podría ser ¿hasta dónde vale la pena luchar por la vida? y ¿hasta dónde puedes llevar a un hijo por un camino que parece que nadie más es capaz de seguir?

El final pudiera parecer, para muchos, incipiente… pero esto sólo será la opinión de aquellos a quienes les gustan los finales 100% hollywoodenses.

Anuncios

Un pensamiento en “EL CAMINO, con Vigo Mortensen

  1. Habra que verla! Clis tu donde la viste?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s